martingarrido.blog
Cosas que se ven paseando
Esta mañana he tomado la moto para dar una vuelta. Una escena de No hay lugar para la poesía se desarrolla en la Rambla –plagada de turistas- y allá me acerco. Compruebo que los visitantes son algo…