mariaeugeniaeyras.wordpress.com
. Ojo por ojo
Desde la más remota antigüedad el hombre ha sentido una especie de horror innato, una repugnancia instintiva, en matar a una mujer. Seguramente por el respeto y temor masculinos ante el vientre que…