marcocimino.com
No aprendemos (ni a la de tres)
Hace un par de semanas asistí a una “anécdota familiar” que me da que reflexionar. Entre las 20:40 y las 21:30 (sorry, mi memoria es la de un pez!), mi hijo menor (Pol, 7 años) está aca…