manuelcarrilloartero.com
Las falsedades tienen un origen humano y un destino digital para su devoradora propagación
Mi recomendación, en cualquier caso, es que una empresa o un directivo (marca personal) caigan nunca en emitir una falsedad. Es ese disolvente nocivo que haría desaparecer el edificio de su identid…