manearte.com
Vivir en la ultima planta de un bloque de pisos invisible, no es malo… lo malo es no mostrarse en medio de la nada; no mirar al mar cada mañana sin pisar la arena, y no sentirse uno mismo&#8…