mamaynaiaraleemos.org
Carlota y la roca.
Carlota quería una mascota. Le daba igual que fuera un perro, un gato, un hámster o incluso un cerdito. De manera que cuando cumplió seis años sus padres le regalaron una: ¡una roca gris y redonda!…