magnificomargarito.com
Aquí, sufriendo
«Agosto, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. A-gos-to: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los…