magnificomargarito.com
Contra el ridículo electoral
Lo mínimo que se le puede pedir a una escultura es que no se mueva. El resto, detalles. En cuanto a un político, lo mínimo que se le puede pedir es que no haga el ridículo y, a partir de ahí, eso, …