magnificomargarito.com
¡Cómo ibas el otro día!
“No nos perdemos una, ¿eh?”. “¡Cómo ibas el otro día!”. Esas frases son las palabras mágicas que abren las puertas de mi odio. Esas frases -acompañadas normalmente de una pa…