lytanoh.wordpress.com
La Escritora y el Pintor
—¿Pero por qué no ama su obra?… —¡No quiero! —Responde señalando adelante, ahí estaba una fría composición, la pintura de un hombre sin cara. —¿Dime, has renegado de tus novelas o cuentos?&#8…