luciliacorreadeoliveira.com
Para apaciguar las saudades, conversaciones por escrito.
São Paulo, una fría tarde de julio de 1952. Los últimos rayos de sol, tras jugar con las ramas de los árboles de la Plaza Buenos Aires, acaban por retirarse, dejando lugar a una espesa neblina que,…