lrzescritor.wordpress.com
Del otro lado del cristal
Parada detrás de la ventana, observa la calle. Silencio, pasa un auto, silencio, pasa otro auto, silencio, llega el panadero, sale una vecina, lo llama “¡panadero, panadero!”, pasa un p…