loquecomadonmanuel.com
Asador Trinkete Borda (Irun). Lágrimas, wagyu y mantequilla
No está en el centro, ni falta que le hace. El hecho de estar 'retirado' es, precisamente, lo que permite que el asador Trinkete Borda esté rodeado de huerta propia, desde cuya cima se vislumbra el mar, y de una importante extensión de campas donde pasta el exótico ganado de raza wagyu que luego Iñaki se encarga de convertir en txuletas. A por txuletas acuden todos los que disfrutan con la carne, sea de wagyu o de vaca, que cuesta seis veces menos y se vende otras tantas más… Olorcito a brasa, de la que Iñaki es un maestro y al que por su 'sapiencia' en esta materia habría que tratarle de usted, y que él no limita a lo cárnico. El ganado que pasta por allí pasa sus últimos meses en Ciudad Real antes de ser llevado al matadero. La verdura tiene un recorrido más corto: directamente de la huerta al plato, con breve parada en la parrilla. Y juro que me encantó, será porque me inclino más por la verdura y el pescado que por la carne.