loquecomadonmanuel.com
El pan como invitado sospechoso
una asume que personas de edad más joven, esos que quizás no han tenido la oportunidad de sucumbir a la comparación ni pueden tirar de hemeroteca, tengan como registro de pan el que la industria les quiere imponer. Pero, ¿qué pasa con esas personas que han vivido las mejores épocas del pan? Esas que comían pan "del caserío de", o de aquel obrador que surtía a pueblos enteros con sus panes en furgoneta al toque de claxon. No imagino a mi abuela María poniéndonos la merienda de la tarde en un pan malo, cierro los ojos y me la imagino cortando rebanadas de aquel pan de miga densa y de intenso sabor que maridaba increíblemente con chocolate; esa sí que era una merienda, señores. Será que muchos han claudicado, seguramente sin darse cuenta, al pan malo, o quizás ha venido alguien con un neutralizador a lo 'Men in black' y les ha borrado todo ese registro que tenían en sus cabezas y sus papilas gustativas.