loquecomadonmanuel.com
Fondillón, el lujoso vino rancio de Alicante
El listado de odas al morapio es interminable, porque habrá pocos alimentos más 'democráticos' que este producto vivo y versátil cuyo amplio abanico de calidades y precios le permite ser asociado lo mismo al sin techo, en abrazable tetrabrik low cost, que al millonario, en versión premium, primorosamente decantada y deleitosa. Lo mismo a estrellas que a estrellados, igual al marginado que a la realeza. ¿Qué ha de tener un vino para merecer ser digno de reyes? Pues vaya usted a saber, pero ahí queda el ejemplo del fondillón o vino rancio de Alicante, un caldo (imagino a los talibanes mojándose los ojos con agua fresca al leer la palabreja) característico de esa provincia valenciana considerado uno de los cinco mejores vinos de postre del mundo mundial. Sauternes, Tokay, Porto y Jerez son los otro cuatro "magníficos". Asimismo, está protegido y reconocido por la Unión Europea como uno de los "vinos de lujo europeos", categoría solo compartida con Jerez, Burdeos, Oporto y Champagne.