loquecomadonmanuel.com
Restaurante Nerua (Bilbao). El discurso, la sutileza y el equilibrio
Nadie merece la segunda estrella de marras más que Josean Alija. Chef de campanillas formado en restaurantes tradicionales y cocinas de vanguardia, el bilbaíno es poseedor de un discurso claro en torno a lo vegetal, pero sus platos son sabrosos, sumamente delicados y pueden presumir del anhelado equilibrio. Es, pese a quien pese, uno de los cocineros más singulares, atrevidos y dotados de personalidad propia de nuestro amplio panorama gastronómico. De hecho, nuestro protagonista es un rebelde de los fogones que ha sabido reinventarse, reivindicarse y entronizarse (ocupa el puesto 55 en el listado de la revista Restaurant y ostenta tres soles Repsol y una estrella Michelin). Todo después del accidente de moto que le sumió durante tres semanas entre los barrotes del más profundo sueño, postrado en una cama, y que, desprovisto de gusto y olfato, le obligó a redescubrir y reaprender todos y cada uno de los sabores, aromas y recuerdos que quedaron empotrados en la corteza de aquel árbol.