locosdeamor.org
La sonrisa del vikingo (o los arquetipos románticos)
La portada de aquellos libros era tan espantosa, que daba la vuelta al espanto mismo y se convertía en pura genialidad.