literariedad.co
Pas
Un buen maestro siempre tiene algo qué mostrar. O si no que lo diga la máquina gigante que no pudo arremeter contra una mujer que la miró a los ojos y la hizo retroceder.