literariedad.co
Huecos de la luz
Llegar a viejos sanos y salvos no cuenta para decir que se vivió. A la vejez se ha de llegar resucitado a dejar nuestra primera huella en el camino de los temerarios que no le temen a la muerte.