lifevestunderyourseat.wordpress.com
Con la vista en el horizonte
El sin trabajo se quedó sin luz: se lo tragó la verdad. Ni acomodarse pudo: vacío como silueta forense. ¿Por qué esperar del mundo una respuesta? ¿Qué sabe de uno la noche? No hay fuera de las mano…