lifevestunderyourseat.wordpress.com
Aún
Qué misterioso era que ambos, en la distancia casi impensable que nos desunía, lográramos oírnos y que habláramos idéntico lenguaje: el que pronto aprendimos —bastaron la intuición y unas miradas— …