libreriamasilva.wordpress.com
Demasiada felicidad, Alice Munro
Demasiada felicidad, tanta, debió embargar a Alice Munro, cuando cayó en sus manos la historia de Sofía Kovalevsky, que decidió escribir el cuento que da título al libro.