libeasler.wordpress.com
(sin título)
uno debiera tener las manos aladasmirar también donde el sol no indigna mirar a todos por igual y no preguntarse qué hace falta para ser feliz