letrasypoesia.com
Como Ícaro
Llegué con los pies descalzos, con el alma plena y desnuda; me acerqué a ti delicadamente deslizando apenas las puntas de mis dedos sobre tu piel que aún estaba fría, tus párpados yacían escarchado…