lenaretamoso.com
Cabanel/Ophelia
Desglósame con el mismo cuidado de quien desliza ante sus ojos un collar de pequeñas bombas absurdas