leeteesta.com
En los brazos de tití
Hoy no me levanté temprano a molestarte. No sentí la necesidad de ir corriendo a nuestro encuentro. No pensé en que debía decirte algo importante. Hoy, te dejé jugar más tiempo. No era para menos. …