lboisset.com
¿La muerte del e-mail? ¡La del destinatario!
Pues eso que estos días he leído más de una entrada sobre eso, en especial una de Dans. Quien voy a ser yo para quitarle razón. Pero en lo empresarial el e-mail sigue siendo el rey de la sobrecarga…