laverdadysololaverdad.wordpress.com
Dios mío, Dios mío, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?
Una de las frases más incomprensibles que haya pronunciado Jesús fue la que dijo antes de morir en la cruz. Tras varias horas de agonía, y presintiendo que su muerte era ya inminente, lanzó un grit…