lasmalaspalabras.com
Guía para huir de los fanáticos religiosos
Fanático proviene del latín fanaticus, «un sacerdotes de religiones mistéricas». «Los Panderetas», como los llamamos los ticos, absolutizan y reclutan. ¡HUYAN!