lascosasqueescribo.wordpress.com
Lágrimas enquistadas
Al llegar a casa, Jimena venía tan impactada que no decía palabra. Por más que intentaron hacerla hablar, ella no hacía más que señalar su garganta y negar con la cabeza. Era como si al presenciar …