lapoesianomuerde.com
Vino a mi encuentro. Paseó su mirada por mí, poseyéndome educadamente, y yo, macerando en la dicha de observar la placidez disociada que surge de algo para habitar en lo real, lo observé, casi tang…