lanenucacontenedor.com
Anécdota gastronómica: me tienes que respetar el precio!
¿A qué les suena ese título? A mal rato e injusticia chanchesca, espero, porque de eso se trata la anécdota de hoy. El otro día después de un meetup, me había quedado donde el boyfriend porque viví…