lalibreriademerce.wordpress.com
“La mujer rubia”… Mary Carmen
. Sus tacones se balanceaban al caminar sin ningún atisbo de incertidumbre, todo era simple contoneo. Sus vaqueros marcaban el ritmo y sus nalgas subían y bajaban marcando un compás de trote alegre…