lalibreriademerce.wordpress.com
“Confesión de maltratada”… Pepe Marquina
… . Yo, señor, perdí mi inocencia en su mirada, en el labio seductor con su sonrisa marcada, en el acrobático ruedo de sus palabras, en el dulce salitre de sus lágrimas. … La perdí&#823…