lahorca.cl
¡Oh, dolor! ¡Oh, dolor! ¡El tiempo devora la vida! Y el oscuro enemigo que nos roe el corazón con la sangre que perdemos crece y se fortifica. Baudelaire