lahoradeberlin.com
En otros
Algunos días mi padre era un cirujano serio capaz de enmendar columnas y mi madre una profesora muy leída y respetada que amaba su profesión. Mi infancia, entonces, estaba colmada de mimos en la qu…