lahoradeberlin.com
Pas de deux
Te levantaste a la hora habitual. Generalmente no te costaba despertarte, pero en ese instante decidiste postergar la retirada de las sábanas. Pesaban excesivamente. Te frotaste los ojos con las ma…