lahierbaroja.com
Los dientes del dragón, Upton Sinclair
Hace poco me comentaba alguien que hablar de perros, al igual que hablar de niños, sólo se puede hacer con quien los tiene, con los que no se van a escandalizar porque han experimentado en carne pr…