lagazzettadf.com
Impulsos y locuras con posible arrepentimiento
Casi todos los seres humanos alguna vez en su vida han cometido un acto precipitado, un impulso generado por la adrenalina del enojo, excitación y tristeza, cualquier sentimiento extremo que implique riesgo. Algunas personas son más propensas a este tipo de conductas, eso ya dependerá de su personalidad, las cuales Hipócrates las dividía en 4: sanguíneo (aire), flemático (agua), colérico (fuego) y melancólico (tierra), cada uno se encuentra asociado a elementos naturales.