ladelpalacio.com
Abrazos para mi alma
Por fin he llegado a Cuzco. Fue un buen viaje, de esos que me gusta coleccionar y jamás olvidar. Ayacucho, la morada para el alma, tocó mi corazón. En el hostal en el que me quedé, la señora me tra…