lacalledelavida.com
“YOU CAN DANCE…”
A las cuatro de la tarde el centro de Madrid era hoy un desierto. He caminado por mi calle, adormecida (la calle y también yo) hasta que ha aparecido un taxi. Desde enero, todas las tardes la misma…