koxmonahuta.blog
Astillas
Esther Muntañola No supimos nada hasta alcanzar el espacio abierto. El cielo seguía igual, impasible. Limpio. Habían talado los arboles del recodo. Cambiaron el paisaje. El paisaje de los pájaros. …