killuminati2012.wordpress.com
El Señor escucha nuestros ruegos: Salmos 28.1-9
1 Señor, mi protector, a ti clamo. ¡No te niegues a responderme! Pues si te niegas a responderme, ya puedo contarme entre los muertos.