killuminati2012.wordpress.com
Grito de angustia y canto de alabanza: Salmos 22.1-31
1 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?, ¿por qué no vienes a salvarme?, ¿por qué no atiendes a mis lamentos?