karlotti.wordpress.com
volviendo a casa con Fonollosa, los dientes partidos comola avenida, carbonizada el Alba
Dejo correr la sangre de las manos.Acostado en la cama la examino.Las sábanas la sorben dulcementecon la quieta avidez de su blancura.Brota incesantemente. A borbotones.Tibia y curiosa asoma a mis …