karlotti.wordpress.com
El marinero se despierta y su penitencia comienza de nuevo
Yo soy el fogonero de mi alma y me mejor camarero (eso si hablamos de tequila) No era tan duro, hace muy poco de esto, aquellas mañanas aferradas al caer la terde, donde la mayor tarea era pensar e…