jovencuba.com
El Tornado
Tenía que golpear el lado más pobre de esta ciudad, como si todo lo demás no fuera suficiente