jovencuba.com
No se llega lejos con un lápiz de color
Promover una revolución de colores en Cuba es un fracaso seguro, nos toca a nosotros dibujar el futuro con el rojo de nuestra historia