josepomez.wordpress.com
¡Qué destellos tenían sus ojos esta tarde!
¡Qué destellos tenían sus ojos esta tarde! ¡Qué incertidumbre alegre es la esperanza perfecta! Bordando claridad a la noche pasajera. Parten los veredictos, las hojas de la tarde alimentando surco …