josepomez.wordpress.com
En la mínima acusa y a dos manos
En la mínima acusa y a dos manos voluntarias no alcanzan el destello, quizá ese amor de palmas olvidado en la última ventana del espacio, se destapa o contempla en curvatura y anuncia la limpieza d…